Acrílico: Quemado

Este acrílico lo terminé el 27 de marzo de 2018.

Os cuento su historia, pues como casi todo cuadro, este también tiene una, quizás no muy literaria pero historia a fin de cuentas.

Estaba trabajando por esas fechas en otra obra pero no avanzaba y me estaba quemando en la mente la necesidad de cambiar radicalmente el motivo, el estilo y hasta el enfoque creativo. Necesitaba plasmar mi frustración en un lienzo, pues estaba quemado con el otro trabajo en el que me hallaba atascado, así que me puse a dar pinceladas sin saber muy bien por dónde iba a tirar la escena, hasta que se fue definiendo por sí sola. Salió así este trocito nocturno de bosque aparentemente quemado. Por eso y por mi estado anímico de esos días le puse ese nombre: QUEMADO.

Esta obra gustó mucho (también se nota la mano de mi maestro Mario Ximeno). Tuvo gran éxito entre quienes la vieron (en redes sociales y en persona) y no bien salí del taller ya tenía propietaria. Espero que a tí también te haya gustado.

Hasta la próxima.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*