Representación de El alcalde de Zalamea en Zalamea de la Serena (Escenarios)

Escenarios de El secreto de Zalamea: la representación teatral de El alcalde de Zalamea

Calderón de la Barca escribió la versión más conocida y extendida de El alcalde de Zalamea. Sin embargo hay antecedentes de esta obra como la versión previa de Lope de Vega, y hay incluso algún recalcitrante que discute si la Zalamea de dicha historia es Zalamea de la Serena (Badajoz) o Zalamea la Real (Huelva). No vamos a entrar aquí a dilucidar esta cuestión, pero lo cierto es que la mayoría de expertos, por las pistas que deja Calderón en su texto, otorgan a la población pacense la ubicación definitiva de la trama (de hecho, a día de hoy los académicos no tienen ninguna duda al respecto). Y es por ello que sus vecinos, orgullosos del protagonismo que el afamado libro les otorga, actúan cada mes de agosto frente a miles de espectadores para representarla.

Os preguntaréis por qué le dedico un artículo a esta obra de teatro representada por los vecinos de Zalamea de la Serena. La respuesta no puede ser más simple: porque es uno de los acontecimientos importantes de mi novela El secreto de Zalamea (ver vídeo). Para empezar, Alicia Herrero, primer personaje asesinado de mi obra y responsable de reunir en Zalamea a los invitados a su fiesta de cumpleaños, había planificado una semana con ellos en la que el colofón consistiría en ver todos juntos la función del viernes de El alcalde de Zalamea. Así las cosas, con Alicia fallecida, los invitados deciden cumplir su deseo y, cerca del final del libro la mayoría van a ver la obra calderoniana, donde uno de ellos, además, tiene la intención de interrumpir la actuación y desvelar públicamente la identidad del autor de los crímenes. Lo que sucede a continuación es, cuanto menos, sorprendente, como bien saben los lectores de El secreto de Zalamea. Pero no voy a desvelar más, así que volvamos a lo que nos ocupa que es conocer más sobre la representación vecinal de El alcalde de Zalamea que, por cierto, ya ha recibido varios premios y menciones.

Los escenarios

Desde 1994, si mi memoria no me falla, los vecinos de Zalamea representan la obra en la plaza de la Constitución.

En este lugar sitúan varios escenarios sobre los que desfilan tanto los personajes principales como un nutrido grupo de figurantes de la localidad (más de quinientos).

La propia plaza, cubierta de tierra, es un escenario más en el que, además de los protagonistas de El alcalde de Zalamea, desfilarán rebaños, caballerías, soldadesca, ciudadanos y comerciantes varios. 

Calentando el ambiente en las calles
Antes de la representación de la obra, durante el resto del día, vecinos y vecinas del pueblo actúan por las calles recreando escenas de la época (recordemos que El alcalde de Zalamea se ambienta a finales del siglo XVI, en el verano de 1580 si los cálculos y memoria no me fallan).

Mientras soldados a pie y en caballería, así como el propio rey don Felipe II, desfilan por las calles de la población (no pude sacar fotos de esto), un grupo de lavanderas cantan y discuten durante sus quehaceres.
Con mucha gracia y profesionalidad, las ilipenses deleitan a los visitantes con divertidas rimas y canciones en un rincón decorado cual orilla del río Cagancha.

También los bordados y el encaje de bolillos son fielmente recreados por otras mujeres vestidas de época.

Con gran maestría estas mujeres elaboran sus creaciones en plena calle, a la vista de todos.

De este modo turistas y autóctonos las contemplan durante la labor, que realizan con maestría y una gran sonrisa en sus rostros.


La representación

Y por fin cae la noche, llega el frescor y, previa adquisición de las correspondientes entradas, el público comienza a llenar las gradas dispuestas al efecto. La capacidad de este teatro al aire libre supera ampliamente las dos mil plazas. Y se llena.

Si no me falla la memoria la actuación se celebra tres veces cada año durante una semana de agosto, de la forma en que explico a continuación: el jueves se hace una representación para familiares, amigos y vecinos de Zalamea. El viernes y sábado se representa para el público general, mayoritariamente procedentes de fuera, y con su correspondiente venta de localidades.

Por lo que sé, durante el año los vecinos (que aunque no son mayoritariamente profesionales ejecutan su actuación con gran profesionalidad) continuamente ensayan y preparan sus papeles.
Además, unos días antes del estreno (y durante el resto del año en diversas ocasiones) trabajan con el director profesional de la obra que termina de redondear la representación para que todo salga perfecto.

Y lo hacen tan bien que hasta me olvidé de tomar fotos durante la actuación (solo hice una al principio, la que podéis ver aquí arriba, si hubiera sacado más fotos las pondría aquí pero, como veis, me absorbieron totalmente).

Y esto es, en esencia, lo que sucede durante una semana de agosto en Zalamea de la Serena.

Hasta la próxima entrada.

1 Trackback / Pingback

  1. Entrevista a don Pedro Calderón de la Barca – Sergio Reyes (Autor)

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*